Carácter

¿Puede un reto cambiarnos?

Si es lo suficientemente grande, un reto nos mostrará lo mejor (o lo peor) de nosotros. En cualquier caso, en algún momento nos hará caer y nos pondrá a prueba; De nosotros y sólo de nosotros dependerá como afrontemos el resto de la montaña.

Habitualmente, encontramos varias fases. Primero nos encontramos llenos de energía, hemos decidido enfrentarnos a esto porque nos vemos capaces, porque somos capaces. Vemos el camino mucho más corto de lo que luego resultará ser. Después, poco a poco vamos perdiendo fuelle pero nos convencemos a nosotros mismos de que es normal, el reto es difícil y debemos permitirnos bajar el ritmo. Llega un momento en que pensamos que no podemos más, lo vemos todo negro, no sabemos si llegaremos a la meta pues, realmente era un reto muy difícil. ¿Quizás nos pasamos de listos? Y este, sin duda, es el momento decisivo: ¿Cómo reaccionamos cuando literalmente no podemos más? En ese momento en que sentimos que la montaña era demasiado alta y no nos queda oxígeno, sólo podemos actuar de dos formas: abandonar o cambiar el chip, y lo segundo es difícil y realmente digno de admirar.  Se trata de darle la vuelta a todo lo que hemos hecho hasta el momento, buscando una fisura, algo que pudieras haber hecho mejor, otra forma de hacer lo que ya se ha hecho para encontrar un resultado diferente. Lo bueno de este camino es que tiene un resultado estimulante; Cuando consigues ver la otra cara de la moneda y descubres donde estaba el fallo que te impedía alcanzar tu meta, te sientes nuevamente lleno de energía y con más ganas que antes de lograr tu objetivo. Ahora la meta está más cerca y sabes que no es tu imaginación jugándote una mala pasada: realmente está cerca y eso te hace sentir que claro que puedes, es el último empujón.

Y de toda esta montaña, podemos aprender una valiosa lección que, de llegar a nuestras entrañas, puede cambiarnos para siempre. No hay montaña suficientemente alta, todo puede lograrse con tiempo, dedicación, mucho esfuerzo pero sobre todo, una mentalidad abierta y positiva que no nos hunda ante los problemas sino que nos incite a buscar soluciones donde antes solo encontramos decepciones.

Y es que la mente es tremendamente poderosa.

Possible Not Impossible

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s